LACOSTE

Légende ci-dessous
LACOSTE

FILOSOFÍA

600x430_1_Lacostejpg
Puro, simple y descomplicado, sin dejar de ser sofisticado, el Concept Citroën Lacoste plantea un nuevo hito en la definición del vehículo del futuro: un vehículo cuya voluntad es poner fin al dictado del «cada vez más» que en ocasiones accedió al mundo automotor.

Este vehículo viene así a nutrir la reflexión de Citroën en un proceso que se concentra en lo esencial para crear modelos inéditos, a la vez simples, virtuosos sin dejar de ser ambiciosos en términos de emociones.

Sacando de un plumazo los prejuicios sobre el vehículo compacto, el Concept Citroën Lacoste afirma alto y fuerte que existen otras vías. Presenta el viaje como una experiencia inédita, una aventura sensorial sin igual para todos sus pasajeros y permite así abordar la existencia con liviandad y frescura.

CITROEN Y LACOSTE

Dos nombres, Citroën y Lacoste, una visión común: cultivar la audacia, la creatividad y el optimismo. Resueltamente Citroën, siendo típicamente Lacoste, posicionado allí donde se encuentran el mundo automotor y el mundo de la moda y el deporte, este concept car no deja de multiplicar sus guiñadas a diferentes universos.

Algunos detalles hacen referencia así, al universo deportivo de la marca del cocodrilo, la imagen de los grafismos en relieve que se ubican en el capot. De aspecto cuadrado, parecen directamente escapados de una red de tennis. A imagen de un guardarropas que se compone de varias vestimentas, de accesorios y de telas, el Concept Citroën Lacoste se divierte con diferentes colores y materiales para celebrar y magnificar el encuentro entre las dos Marcas.

 DISEÑO

600x430_2_Lacoste
Chic en su sobriedad, elegante pero descomplicado, este vehículo revela una silueta de deportivo disruptivo: línea media alta, laterales amplios y texturados, voladizo mínimo, ruedas en los cuatro extremos y llantas con forma de pelota de golf.

Su físico muy abierto llama la atención prometiendo privilegiar claramente las sensaciones de manejo conservando como línea rectora la innovación y la elegancia.

A su manera, el vehículo realza el concepto muy actual de realidad aumentada dentro del cual la percepción del mundo toma una nueva forma y los sentidos se exacerbaran.

 ARMONÍA

Con el Concept Citroën Lacoste, no es necesario un motor de gran cilindrada para vivir fuertes sensaciones. Opta, en efecto, por un motor a gasolina de 3 cilindros flexible, económico y ecológico con desempeños adecuados para mover un vehículo de su tamaño.

Esta motorización responde perfectamente a la lógica de vehículo que privilegia lo indispensable en la que se inscribe el Concept Citroën Lacoste. Respetuoso de su medioambiente gracias a su motorización, el vehículo lo es tanto a través de sus elecciones de diseño.

Este modelo, que sin embargo está equipado con neumáticos de una gran dimensión, parece más « aliarse » a la naturaleza que enfrentarla. Este enfoque deja pensar que el conductor juega con los elementos para divertirse más.

HABITÁCULO

600x430_3_Lacoste
Para cultivar su carácter lúdico, simple y elegante, el interior privilegia colores evidentes como el blanco y el azul muy oscuro que resultan realzados por varios toques de un amarillo muy vivo.

El habitáculo del vehículo incluye numerosos espacios guarda objetos destinados a facilitar la vida a bordo. Discretos, están disimulados en los extremos del tablero y en sus dos banquetas. Estos están además recubiertos de un piqué de algodón blanco cuya trama evoca claramente la de las camisetas, ícono de la marca Lacoste.

Tomar su lugar a bordo del habitáculo es una cuestión de simplicidad. Efectivamente no hay puerta en la parte delantera sino un amplio recorte que halaga el tratado estilístico del auto.

TECNOLOGÍA CREATIVA

A bordo del Concept Citroën Lacoste, también la tecnología se inscribe en un registro lúdico y subraya esta aparente paradoja entre control conceptual y liviandad de tono. Así, este modelo no posee techo fijo y enarbola, en su lugar, una estructura en forma de « T ». Preciosa ayuda para instalarse a bordo del vehículo, este « T » también alberga un astuto dispositivo que ofrece una capota auto-inflable a los pasajeros.

En la misma línea, una franja del tablero se convierte en una pantalla con pixeles sobredimensionados para la visualización de la información de manejo del vehículo. Detrás de esta apariencia muy inocente, se implementa la tecnología más reciente.

Finalmente, incluso los proyectores se hacen discretos hasta hacerse invisibles cuando se apagan, disimulados bajo la piel azul marino del vehículo. Además de una sobriedad visual aparente, esta definición permite una puesta en escena mágica de las funciones de iluminación.