August 8, 2019

¡SEGUNDA POSICIÓN PARA LOS FINLANDESES VOLADORES DE CITROËN!

RALLY DE FINLANDIA (1 - 4 AGOSTO)

Segundos en su tierra, después de una actuación de altos vuelos a bordo del C3 WRC, Esapekka Lappi y Janne Ferm han confirmado que forman parte de la raza de los “finlandeses voladores”, los pilotos locales que cada año escriben la historia de la prueba. Con el octavo podio de esta temporada para el Citroën Total World Rally Team. Esta actuación se completa con la quinta posición de Sébastien Ogier y Julien Ingrassia, que han remontado a pesar de que el piloto francés sufría físicamente ayer, logrando unos valiosos puntos para el campeonato.

Con una última etapa que empezaba con la misma especial en la que se salían de pista el año pasado, la tarea de hoy no se anunciaba fácil para Esapekka Lappi y Janne Ferm, ya que no tenían experiencia rodando a ritmo de carrera en 2018. Sin embargo, aprendiendo rápidamente a bordo del C3 WRC, los finlandeses han hecho una prueba extremadamente sólida: después de una primera pasada para limitar daños y validar sus notas, volvían a subir el ritmo, marcando el tercer mejor tiempo en la segunda pasada, igualando su mejor resultado hasta ahora con los rojos (segundos en Suecia), y logrando un podio en casa muy bien merecido, que recompensa su buena actuación.

Este segundo podio de la temporada para el dúo Lappi-Ferm, el sexto de su joven carrera en WRC, es también el octavo de la temporada para el Citroën Total World Rally Team en nueve pruebas.
Autores de un segundo tiempo a solamente una décima del mejor crono desde la primera ES (19,34 km), Esapekka y Janne dejaban claras sus intenciones y confirmaban su tercera posición al final de la primera etapa, a solo 2”4 de la cabeza. Plenamente seguros con su C3 WRC en estas pistas que no toleran ninguna duda, lo hacían todavía mejor el sábado, especialmente con dos mejores tiempos (ES 16 y 18) en lo más duro de la batalla, para hacerse con la segunda posición con un interesante margen de 12”4 sobre el tercero. Una ventaja que han conseguido administrar hoy.

Segundos en salir a pista el viernes, y con la desventaja de tener que barrer la gravilla de la superficie para los que venían detrás, Sébastien Ogier y Julien Ingrassia conseguían limitar los daños y terminaban el primer día en séptimo lugar, a solo 12”9 del podio. Sin embargo, la mala noche que pasó, después de sentirse mal, obligaba a Sébastien a cambiar sus objetivo para el sábado, aunque demostró su abnegación al luchar contra su mal estado físico y remontar a la quinta posición, manteniéndose en contacto con el cuarto. Más descansado el domingo, volvía a lanzarse a la batalla con la misma tenacidad, pero terminaba a 2”7 del cuarto puesto. Los puntos que han conseguido, incluidos los dos de la Power Stage gracias a un cuarto puesto, le valen mantener el segundo puesto del campeonato y seguir en la lucha por el séptimo título mundial consecutivo.